Hoy, en medio de una crisis sanitaria a nivel mundial, la mascarilla se ha vuelto un elemento vital a la hora de proteger a las personas de la propagación del coronavirus, más aún con sus nuevas variantes que tienen un nivel de contagio mayor que la cepa original. En esta misma línea es que la empresa chilena Deysa Care presentó la nueva Diamant NanoCoat, una mascarilla capaz de eliminar el 99% de los virus y bacterias que toman contacto con la capa exterior del producto.

En conjunto con científicos de la Universidad de Santiago (Usach), la firma creó una mascarilla médica autodesinfectante, que posee una película cristalina con una combinación de nanopartículas de plata y cobre, perfectamente sintetizadas y recubiertas bajo una técnica única que garantiza una eficacia antiviral/microbiana, cinco veces más rápida que las nanopartículas tradicionales. Además, las propiedades de las nanopartículas de Deysa Care tienen una duración de tres veces más que otras nanopartículas.

El doctor en química y especialista en Nanoquímica de la Usach Manuel Azócar señala que “estas partículas fueron diseñadas para dar una protección frente a los distintos microorganismos que pueden existir en el ambiente, incluyendo el virus, e idealmente diseñadas para formar parte de algunos dispositivos, como en este caso, las mascarillas”.

Y es que, según investigaciones, el uso adecuado de la mascarilla reduce un 93% la posibilidad de contraer coronavirus, porcentaje que aumenta si se complementa con medidas como la distancia social. Incluso, un reciente estudio publicado por la revista especializada Journal of General Internal Medicine concluyó que éstas no sólo evitan la propagación del covid-19, sino que pueden reducir los síntomas en caso de contagio. A pesar de que en la actualidad Chile está avanzando en el proceso de vacunación de la población, los expertos han recomendado que en el futuro se sigan con las medidas de distanciamiento social, uso de mascarillas y lavado de manos para controlar la infección.

Juan Ricardo Olivares, CEO de Deysa Care, señaló que “llevamos meses desarrollando mascarillas certificadas bajo la norma europea, la más exigente y hoy damos un paso más allá con esta tecnología. Logramos un producto con potentes propiedades antivirales y desinfectantes, que se puede usar entre 2 a 3 veces, con los efectos positivos en términos de salud, contaminación ambiental y el ahorro que ello implica. Y, muy importante, a un precio accesible que permite masificar este nuevo paso en el cuidado de nuestra salud”.

Desde Deysa Care señalan que gracias al recubrimiento con que cuentan las mascarillas, se asegura una emanación controlada de iones sin riesgo para sus usuarios. “La aplicación de las nanopartículas se realiza por medio de un sistema de vanguardia que usa la atomización ultrasónica para distribuirlas uniformemente sobre la tela abarcando toda la superficie”, agrega Juan Ricardo Olivares.

La manufactura nacional busca competir con la industria china en la fabricación de un equipo de protección de protección personal de calidad, con tecnología de punta y a un precio accesible.

Actualmente, Deysa Care está disponible en www.deysacare.com y a través de plataformas como Rappi, Cornershop, Justo, Mercado Libre, Ripley, Falabella, Linio, Farmacias Ahumada y Oxxo.

Fuente: www.lavozdelnorte.cl

Hoy, en medio de una crisis sanitaria a nivel mundial, la mascarilla se ha vuelto un elemento vital a la hora de proteger a las personas de la propagación del coronavirus, más aún con sus nuevas variantes que tienen un nivel de contagio mayor que la cepa original. En esta misma línea es que la empresa chilena Densa Care presentó la nueva Diamant NanoCoat, una mascarilla capaz de eliminar el 99% de los virus y bacterias que toman contacto con la capa exterior del producto. En conjunto con científicos de la Universidad De Santiago (Usach), la firma creó una mascarilla médica autodesinfectante, que posee una película cristalina con una combinación de nanopartículas de plata y cobre, perfectamente sintetizadas y recubiertas bajo una técnica única que garantiza una eficacia antiviral/ microbiana, cinco veces más rápida que las nanopartículas tradicionales. Además, las propiedades de las nanopartículas de Densa Care tienen una duración de tres veces más que otras nanopartículas. Actualmente, Densa Care está disponible en ww.deysacare.com y a través de plataformas como Rappi, Corneschop, Justo,  Mercado Libre, Ripley, Fañabella, Lino, Farmacias Ahumada y Oxxo.

Fuente: www.lun.com

La empresa nacional Deysa Care creó una mascarilla con nanopartículas de cobre y plata, la cual tiene cuatro capas y elimina el virus en menos de dos horas.

En medio de una crisis sanitaria a nivel mundial, la mascarilla se ha vuelto un elemento vital a la hora de proteger a las personas de la propagación del coronavirus, más aún con sus nuevas variantes que tienen un nivel de contagio mayor que la cepa original.

En esta misma línea es que la empresa chilena Deysa Care presentó la nueva Diamant NanoCoat, una mascarilla capaz de eliminar el 99% de los virus y bacterias que toman contacto con la capa exterior del producto.

En conjunto con científicos de la Universidad de Santiago (Usach), la firma creó una mascarilla médica autodesinfectante, que posee una película cristalina con una combinación de nanopartículas de plata y cobre, perfectamente sintetizadas y recubiertas bajo una técnica única que garantiza una eficacia antiviral/microbiana, cinco veces más rápida que las nanopartículas tradicionales. Además, las propiedades de las nanopartículas de Deysa Care tienen una duración de tres veces más que otras nanopartículas.

El doctor en química y especialista en Nanoquímica de la Usach Manuel Azócar señala que “estas partículas fueron diseñadas para dar una protección frente a los distintos microorganismos que pueden existir en el ambiente, incluyendo el virus, e idealmente diseñadas para formar parte de algunos dispositivos, como en este caso, las mascarillas”.

Y es que, según investigaciones, el uso adecuado de la mascarilla reduce un 93% la posibilidad de contraer coronavirus, porcentaje que aumenta si se complementa con medidas como la distancia social. Incluso, un reciente estudio publicado por la revista especializada Journal of General Internal Medicine concluyó que éstas no sólo evitan la propagación del COVID-19, sino que pueden reducir los síntomas en caso de contagio.

Juan Ricardo Olivares, CEO de Deysa Care, señaló que “llevamos meses desarrollando mascarillas certificadas bajo la norma europea, la más exigente y hoy damos un paso más allá con esta tecnología. Logramos un producto con potentes propiedades antivirales y desinfectantes, que se puede usar entre 2 a 3 veces, con los efectos positivos en términos de salud, contaminación ambiental y el ahorro que ello implica. Y, muy importante, a un precio accesible que permite masificar este nuevo paso en el cuidado de nuestra salud”.

Desde Deysa Care señalan que gracias al recubrimiento con que cuentan las mascarillas, se asegura una emanación controlada de iones sin riesgo para sus usuarios. “La aplicación de las nanopartículas se realiza por medio de un sistema de vanguardia que usa la atomización ultrasónica para distribuirlas uniformemente sobre la tela abarcando toda la superficie”, agrega Juan Ricardo Olivares.

La manufactura nacional busca competir con la industria china en la fabricación de un equipo de protección de protección personal de calidad, con tecnología de punta y a un precio accesible.

Actualmente, Deysa Care está disponible en www.deysacare.com y a través de plataformas como Rappi, Cornershop, Justo, Mercado Libre, Ripley, Falabella, Linio, Farmacias Ahumada y Oxxo. 

Fuente: www.t13.cl

Empresa chilena crea mascarillas con tecnología de nanopartículas a bajo costo

En medio de una pandemia mundial la mascarilla se ha vuelto un elemento vital contra el coronavirus, más aún con sus nuevas variantes que tienen un nivel de contagio mayor que la cepa original del Covid-19. Por esto, la empresa chilena chilena Deysa Care presentó la nueva mascarilla Diamant NanoCoat, capaz de eliminar el 99% de los virus y bacterias que toman contacto con la capa exterior del producto.La compañía nacional logró diseñar y producir una mascarilla con una eficiente capacidad de filtración en conjunto con científicos de la Universidad de Santiago de Chile (Usach). Incorporan nanotecnología a gran escala en el proceso, ofreciendo mascarillas con nanopartículas a costos accesibles para empresas y servicios de salud.En detalle, esta mascarilla médica autodesinfectante, posee una película cristalina con una combinación de nanopartículas de plata y cobre, sintetizadas y recubiertas bajo una técnica que garantiza una eficacia cinco veces más rápida que las nanopartículas tradicionales.La manufactura nacional busca competir con la industria china en la fabricación de un equipo de protección de protección personal de calidad, con tecnología de punta y a un precio accesible.

Fuente: www.soychile.cl

Empresa chilena incorpora tecnología de nanopartículas a mascarillas de bajo costo

En medio de la crisis sanitaria a nivel mundial, la mascarilla se ha vuelto un elemento vital a la hora de proteger a las personas de la propagación del coronavirus, más aún con sus nuevas variantes que tienen un nivel de contagio mayor que la cepa original. En esta misma línea es que la empresa chilena Deysa Care presentó la nueva Diamant NanoCoat, una mascarilla capaz de eliminar el 99% de los virus y bacterias que toman contacto con la capa exterior del producto.

En conjunto con científicos de la Universidad de Santiago (Usach), la firma creó una mascarilla médica autodesinfectante, que posee una película cristalina con una combinación de nanopartículas de plata y cobre, perfectamente sintetizadas y recubiertas bajo una técnica única que garantiza una eficacia antiviral/microbiana, cinco veces más rápida que las nanopartículas tradicionales. Además, las propiedades de las nanopartículas de Deysa Care tienen una duración de tres veces más que otras nanopartículas.

El doctor en química y especialista en Nanoquímica de la Usach Manuel Azócar señala que “estas partículas fueron diseñadas para dar una protección frente a los distintos microorganismos que pueden existir en el ambiente, incluyendo el virus, e idealmente diseñadas para formar parte de algunos dispositivos, como en este caso, las mascarillas”.

En tanto, Juan Ricardo Olivares, CEO de Deysa Care, señaló que “llevamos meses desarrollando mascarillas certificadas bajo la norma europea, la más exigente y hoy damos un paso más allá con esta tecnología. Logramos un producto con potentes propiedades antivirales y desinfectantes, que se puede usar entre 2 a 3 veces, con los efectos positivos en términos de salud, contaminación ambiental y el ahorro que ello implica. Y, muy importante, a un precio accesible que permite masificar este nuevo paso en el cuidado de nuestra salud”.

El recubrimiento con que cuentan las mascarillas asegura una emanación controlada de iones sin riesgo para sus usuarios. La manufactura nacional busca competir con la industria china en la fabricación de un equipo de protección de protección personal de calidad, con tecnología de punta y a un precio accesible.

Fuente: www.gentescl.com

Empresa chilena incorpora tecnología de nanopartículas a mascarillas de bajo costo

Hoy, en medio de una crisis sanitaria a nivel mundial, la mascarilla se ha vuelto un elemento vital a la hora de proteger a las personas de la propagación del coronavirus, más aún con sus nuevas variantes que tienen un nivel de contagio mayor que la cepa original. En esta misma línea es que la empresa chilena Deysa Care presentó la nueva Diamant NanoCoat, una mascarilla capaz de eliminar el 99% de los virus y bacterias que toman contacto con la capa exterior del producto.

En conjunto con científicos de la Universidad de Santiago (Usach), la firma creó una mascarilla médica autodesinfectante, que posee una película cristalina con una combinación de nanopartículas de plata y cobre, perfectamente sintetizadas y recubiertas bajo una técnica única que garantiza una eficacia antiviral/microbiana, cinco veces más rápida que las nanopartículas tradicionales. Además, las propiedades de las nanopartículas de Deysa Care tienen una duración de tres veces más que otras nanopartículas.

El doctor en química y especialista en Nanoquímica de la Usach Manuel Azócar señala que “estas partículas fueron diseñadas para dar una protección frente a los distintos microorganismos que pueden existir en el ambiente, incluyendo el virus, e idealmente diseñadas para formar parte de algunos dispositivos, como en este caso, las mascarillas”.

Y es que, según investigaciones, el uso adecuado de la mascarilla reduce un 93% la posibilidad de contraer coronavirus, porcentaje que aumenta si se complementa con medidas como la distancia social. Incluso, un reciente estudio publicado por la revista especializada Journal of General Internal Medicine concluyó que éstas no sólo evitan la propagación del covid-19, sino que pueden reducir los síntomas en caso de contagio. A pesar de que en la actualidad Chile está avanzando en el proceso de vacunación de la población, los expertos han recomendado que en el futuro se sigan con las medidas de distanciamiento social, uso de mascarillas y lavado de manos para controlar la infección.

Juan Ricardo Olivares, CEO de Deysa Care, señaló que “llevamos meses desarrollando mascarillas certificadas bajo la norma europea, la más exigente y hoy damos un paso más allá con esta tecnología. Logramos un producto con potentes propiedades antivirales y desinfectantes, que se puede usar entre 2 a 3 veces, con los efectos positivos en términos de salud, contaminación ambiental y el ahorro que ello implica. Y, muy importante, a un precio accesible que permite masificar este nuevo paso en el cuidado de nuestra salud”.

Desde Deysa Care señalan que gracias al recubrimiento con que cuentan las mascarillas, se asegura una emanación controlada de iones sin riesgo para sus usuarios. “La aplicación de las nanopartículas se realiza por medio de un sistema de vanguardia que usa la atomización ultrasónica para distribuirlas uniformemente sobre la tela abarcando toda la superficie”, agrega Juan Ricardo Olivares.

La manufactura nacional busca competir con la industria china en la fabricación de un equipo de protección de protección personal de calidad, con tecnología de punta y a un precio accesible.

Actualmente, Deysa Care está disponible en www.deysacare.com y a través de plataformas como Rappi, Cornershop, Justo, Mercado Libre, Ripley, Falabella, Linio, Farmacias Ahumada y Oxxo.

Fuente: www.chillanonline.cl

En conjunto con científicos de la Usach, la compañía Deysa Care logró crear y producir una mascarilla con alta eficiencia de filtración bacteriana, con la capacidad de eliminar el 99% de virus y bacterias que toman contacto con la capa exterior. 

En su proceso productivo, la empresa está aplicando nanotecnología a gran escala, ofreciendo mascarillas con nanopartículas a costos accesibles para grandes empresas e instituciones de salud, compitiendo directamente con la industria china.

Hoy, en medio de una crisis sanitaria a nivel mundial, la mascarilla se ha vuelto un elemento vital a la hora de proteger a las personas de la propagación del coronavirus, más aún con sus nuevas variantes que tienen un nivel de contagio mayor que la cepa original. En esta misma línea es que la empresa chilena Deysa Care presentó la nueva Diamant NanoCoat, una mascarilla capaz de eliminar el 99% de los virus y bacterias que toman contacto con la capa exterior del producto.

En conjunto con científicos de la Universidad de Santiago (Usach), la firma creó una mascarilla médica autodesinfectante, que posee una película cristalina con una combinación de nanopartículas de plata y cobre, perfectamente sintetizadas y recubiertas bajo una técnica única que garantiza una eficacia antiviral/microbiana, cinco veces más rápida que las nanopartículas tradicionales. Además, las propiedades de las nanopartículas de Deysa Care tienen una duración de tres veces más que otras nanopartículas.

El doctor en química y especialista en Nanoquímica de la Usach Manuel Azócar señala que “estas partículas fueron diseñadas para dar una protección frente a los distintos microorganismos que pueden existir en el ambiente, incluyendo el virus, e idealmente diseñadas para formar parte de algunos dispositivos, como en este caso, las mascarillas”.

Y es que, según investigaciones, el uso adecuado de la mascarilla reduce un 93% la posibilidad de contraer coronavirus, porcentaje que aumenta si se complementa con medidas como la distancia social. Incluso, un reciente estudio publicado por la revista especializada Journal of General Internal Medicine concluyó que éstas no sólo evitan la propagación del covid-19, sino que pueden reducir los síntomas en caso de contagio. A pesar de que en la actualidad Chile está avanzando en el proceso de vacunación de la población, los expertos han recomendado que en el futuro se sigan con las medidas de distanciamiento social, uso de mascarillas y lavado de manos para controlar la infección.

Juan Ricardo Olivares, CEO de Deysa Care, señaló que “llevamos meses desarrollando mascarillas certificadas bajo la norma europea, la más exigente y hoy damos un paso más allá con esta tecnología. Logramos un producto con potentes propiedades antivirales y desinfectantes, que se puede usar entre 2 a 3 veces, con los efectos positivos en términos de salud, contaminación ambiental y el ahorro que ello implica. Y, muy importante, a un precio accesible que permite masificar este nuevo paso en el cuidado de nuestra salud”.

Desde Deysa Care señalan que gracias al recubrimiento con que cuentan las mascarillas, se asegura una emanación controlada de iones sin riesgo para sus usuarios. “La aplicación de las nanopartículas se realiza por medio de un sistema de vanguardia que usa la atomización ultrasónica para distribuirlas uniformemente sobre la tela abarcando toda la superficie”, agrega Juan Ricardo Olivares.

La manufactura nacional busca competir con la industria china en la fabricación de un equipo de protección de protección personal de calidad, con tecnología de punta y a un precio accesible.

Actualmente, Deysa Care está disponible en www.deysacare.com y a través de plataformas como Rappi, Cornershop, Justo, Mercado Libre, Ripley, Falabella, Linio, Farmacias Ahumada y Oxxo.

Fuente: www.datosmujer.cl

Entendiendo el rol de este elemento en el resguardo de la salud, una empresa chilena presentó una tecnología única en el mercado. Se trata de una mascarilla médica autodesinfectante, que posee una película cristalina con una combinación de Nanopartículas de plata y cobre, capaz de eliminar el 99% de los virus y bacterias que toman contacto con la capa exterior.

La mascarilla “Diamant NanoTech”, de la empresa nacional Deysa Care, fue posible gracias a la creación de sus propias nanopartículas por un equipo de científicos de Chile, EE.UU y la India, con más de 12 años de experiencia en su estudio y desarrollo.

Lograron la formulación de nanopartículas perfectamente sintetizadas y recubiertas bajo una técnica única que garantiza una eficacia antiviral / microbiana 5 veces más rápida que las Nanopartículas tradicionales, además de una duración de esas propiedades 3 veces mayor. Asimismo, gracias a su recubrimiento aseguran una emanación controlada de iones sin presentar riesgo alguno para el usuario.

Cabe destacar que la tecnología desarrollada por la compañía permite aplicar las Nanopartículas sin perjudicar la producción a gran volumen, lo cual deriva en una mascarilla accesible a todo consumidor a un costo menor en comparación con otras opciones reutilizables existentes en el mercado.

En Nuestra Pauta conversamos con José Olivares, Gerente de Operaciones de Deysa Care, quien detalló que llevan meses desarrollando estas mascarillas con propiedades antivirales y desinfectantes, que se puede usar entre 2 a 3 veces, con los efectos positivos en términos de salud, contaminación ambiental y ahorro que ello implica”.

“Esta mascarilla pasa a ser un agente de prevención activo, evitando la contaminación cruzada“, complementó.

Olivares señaló que asumieron dos desafíos, por un lado, conseguir un producto con valor agregado y que, por otro, pudiese ser de consumo masivo.

La aplicación de las nanoparticulas se realiza por medio de un sistema de vanguardia que usa la atomización ultrasónica para distribuirlas uniformemente sobre la tela abarcando toda la superficie.

“Siendo una industria 100% chilena sabíamos que la solución estaba en las nano partículas de cobre y plata, con las propiedades bactericidas que científicamente han demostrado distintos laboratorios alrededor del mundo. Pero al mismo tiempo las nano partículas representaban un problema pues encarecían el costo. Una contradicción considerando que el cobre, al ser un recurso de todos los chilenos, debería estar al alcance de todos” señaló el representante de la compañía.

La mascarilla es resultado de un trabajo en conjunto entre la empresa Deysa Care y la Universidad de Santiago, lo que para Olivares es consecuencia de cómo hemos reaccionado, como país, a la crisis sanitaria.

De acuerdo al gerente de operaciones de la empresa desarrolladora, la mascarilla  cuenta con un 99% de filtración bacteriana y, con la cuarta capa de protección de nano partículas en la cara externa, es auto desinfectante.

Por otro lado, al ser auto esterilizante (o auto desinfectante) se puede reutilizar hasta 3 veces, reduciendo la contaminación y el costo por uso.

Escucha aquí la entrevista completa con José Olivares, Gerente de Operaciones de Deysa Care.

Fuente: www.radioudec.cl

La empresa chilena Deysa Care desarrolló junto a académicos de la Universidad de Santiago de Chile una mascarilla quirúrgica que tiene la capacidad de auto desinfectarse gracias a sus nanopartículas de cobre y plata.

A parte de las tres capas que utilizan las mascarillas quirúrgicas comunes, este producto innovador incluye una capa exterior cristalina que cuenta con dichas nanopartículas. “Desde hace muchos años que se sabe que el cobre tiene partículas antibactericidas. Este emite unos iones al igual que la plata que desactivan la membrana exterior de las bacterias desactivándolas” comentó a Radio Usach Juan Ricardo Olivares, gerente general de Deysa Care.

“Estas nanopartículas las trabajamos en conjunto con personal de la Facultad de Ciencias de la Usach, quienes llevan mucho tiempo trabajando en este desarrollo. Logramos en conjunto obtener una fórmula a partir de nanopartículas de cobre y de plata que juntas actúan con un poder antiviral y antibactericidas muy potente”, comenta Olivares.

Sus creadores afirman que esta mascarilla puede ser reutilizada hasta tres veces sin perder su eficacia de auto desinfección. “Hemos hecho la prueba y se puede reutilizar hasta tres veces con seguridad. Sin embargo, nosotros hacemos una excepción en lugares con alta carga viral como hospitales y clínicas recomendamos un solo uso. Para una persona que usa el transporte público o en su trabajo, puede utilizarla hasta tres veces”, afirma el gerente de Deysa Care.

Para lograr este efecto, se realizaron múltiples pruebas en laboratorios del país para verificar que las partículas de cobre y plata no pierdan su eficacia. “La nanopartícula que adherimos a la mascarilla es cristalina y retiene la nanopartícula evitando que se caiga. Esta capa queda completamente adherida a la capa exterior y se mantiene por mucho tiempo. Las tres veces será igual de efectiva”, asegura Olivares.

Innovación y producción nacional

La creación de la mascarilla con nanopartículas de oro y plata es solo el primer producto que Deysa Care pretende desarrollar. Está dentro de los productos denominados Equipo de Protección Personal (EPP), los cuales cumplen la función de crear una barrera de protección entre quien lo utiliza y los microbios que se encuentran en recintos clínicos y hospitalarios.

La empresa busca impulsar en el país el desarrollo de manufactura de EPP activos. Es decir, que implementos como mascarillas, gorras y delantales quirúrgicos posean esta capa de auto desinfección compuesta por nanopartículas de cobre y oro.

“Nuestra intención es devolver la manufactura de estos productos a Chile. Como Deysa Care queremos participar de esa innovación. La mascarilla es el primer producto que lanzamos, pero esperamos poder participar de muchos otros productos, de muchas otras categorías”.

En mayo del año pasado comenzaron a equiparse de máquinas funcionales y comenzaron el proceso de automatización, de momento se encuentran enfocados en la producción de estas mascarillas, pero durante 2021 esperan fabricar nuevos productos con la misma función.

Un punto que han trabajado es de minimizar los costos de producción, sin que estos perjudiquen la calidad del producto. “Desde el proceso ingenieril logramos unir las nanopartículas con la mascarilla en un proceso continuo, rápido y de bajo costo. Nuestro desarrollo va en esa dirección. Queremos que nuestro producto sea accesible para la gente”, comenta Olivares.

Fuente: www.cienciaysalud.cl

Juan Ricardo Olivares afirmó que la empresa nacional junto a un grupo de expertos de la Usach crearon mascarillas con una capa exterior de nanopartículas de cobre y plata.
En conversación con Estación Central, Juan Ricardo Olivares, gerente general de Deysa Care, explicó el desarrollo de mascarillas auto desinfectantes en conjunto a un grupo de expertos de la Facultad de Ciencias Usach: “Es la misma que una quirúrgica de 3 capas que filtra el 99% de las bacterias, pero adicionalmente en la capa exterior le adherimos una película con nanopartículas de cobre y plata por su poder antiviral y anti bactericida”.
El gerente de la empresa chilena señaló que las mascarillas auto desinfectantes son una gran innovación en los elementos de protección personal en medio de la crisis sanitaria y “la intención es devolver la manufactura de estos productos devuelta a Chile”. Y detalló que los precios son accesibles “ya que no queremos producir algo que pueda consumir una parte pequeña de la población” y van desde los $150 a $190. Para más información y adquirir este producto, invitó a visitar www.deysacare.com.

Fuente: www.radiousach.cl
0
    0
    Carrito
    Tu carrito está vacíoIr a Tienda
    Abrir chat