La propagación de la variante delta ha encendido las alarmas de los gobiernos y científicos alrededor del mundo. Y esto porque la nueva variante es al menos dos veces más transmisible que el virus original. El uso de mascarilla, lavado de manos y distanciamiento social se han vuelto indispensables para evitar la propagación del virus.

En este contexto, y según datos recogidos por Deysa Care -innovación chilena y máximos productores de elementos EPP-, la demanda de mascarillas con tecnología de cobre y plata se duplicó respecto al mes pasado, mientras que las ventas de mascarillas tipo KN95 crecieron un 150% en julio vs junio. Además, la venta en e-Commerce creció significativamente en julio comparado al promedio semanal de junio, mes en el que llegó la variante delta al país.

En conjunto con científicos de la Universidad de Santiago (Usach), la firma creó una mascarilla médica auto desinfectante, que posee una película cristalina con una combinación de nanopartículas de plata y cobre. Actualmente, Deysa Care está disponible en su página web y a través de plataformas y tiendas como Rappi, Cornershop, Mercado Libre, Lider, entre otros.

Fuente: www.lun.com

El biministro de Energía y Minería, Juan Carlos Jobet, visitó la fábrica de Deysa Care, innovación chilena que produce elementos de EPP y mascarillas triple pliegue con nanotecnología de cobre y plata.

La autoridad conversó con los fundadores, Juan Ricardo y Marcelo Olivares, que en mayo del 2020 comenzaron con el proyecto, y que hoy, a poco más de un año, se convirtieron en los máximos productores de mascarillas a nivel nacional. El ministro también compartió con el equipo de la planta y tuvo la oportunidad de conocer cada uno de los procesos de la producción de las mascarillas con nanotecnología de cobre y plata.

Según datos recogidos por Deysa Care, la venta en e-Commerce creció significativamente en julio comparado al promedio semanal de junio, mes en el que llegó la variante delta al país. La venta de mascarillas con tecnología de cobre y plata se duplicó respecto al mes pasado, mientras que las ventas de mascarillas tipo KN95 crecieron un 150% en julio vs junio.

Fuente: www.lun.com

Hoy, en medio de una crisis sanitaria a nivel mundial, la mascarilla se ha vuelto un elemento vital a la hora de proteger a las personas de la propagación del coronavirus, más aún con sus nuevas variantes que tienen un nivel de contagio mayor que la cepa original. En esta misma línea es que la empresa chilena Deysa Care presentó la nueva Diamant NanoCoat, una mascarilla capaz de eliminar el 99% de los virus y bacterias que toman contacto con la capa exterior del producto.

En conjunto con científicos de la Universidad de Santiago (Usach), la firma creó una mascarilla médica autodesinfectante, que posee una película cristalina con una combinación de nanopartículas de plata y cobre, perfectamente sintetizadas y recubiertas bajo una técnica única que garantiza una eficacia antiviral/microbiana, cinco veces más rápida que las nanopartículas tradicionales. Además, las propiedades de las nanopartículas de Deysa Care tienen una duración de tres veces más que otras nanopartículas.

El doctor en química y especialista en Nanoquímica de la Usach Manuel Azócar señala que “estas partículas fueron diseñadas para dar una protección frente a los distintos microorganismos que pueden existir en el ambiente, incluyendo el virus, e idealmente diseñadas para formar parte de algunos dispositivos, como en este caso, las mascarillas”.

Y es que, según investigaciones, el uso adecuado de la mascarilla reduce un 93% la posibilidad de contraer coronavirus, porcentaje que aumenta si se complementa con medidas como la distancia social. Incluso, un reciente estudio publicado por la revista especializada Journal of General Internal Medicine concluyó que éstas no sólo evitan la propagación del covid-19, sino que pueden reducir los síntomas en caso de contagio. A pesar de que en la actualidad Chile está avanzando en el proceso de vacunación de la población, los expertos han recomendado que en el futuro se sigan con las medidas de distanciamiento social, uso de mascarillas y lavado de manos para controlar la infección.

Juan Ricardo Olivares, CEO de Deysa Care, señaló que “llevamos meses desarrollando mascarillas certificadas bajo la norma europea, la más exigente y hoy damos un paso más allá con esta tecnología. Logramos un producto con potentes propiedades antivirales y desinfectantes, que se puede usar entre 2 a 3 veces, con los efectos positivos en términos de salud, contaminación ambiental y el ahorro que ello implica. Y, muy importante, a un precio accesible que permite masificar este nuevo paso en el cuidado de nuestra salud”.

Desde Deysa Care señalan que gracias al recubrimiento con que cuentan las mascarillas, se asegura una emanación controlada de iones sin riesgo para sus usuarios. “La aplicación de las nanopartículas se realiza por medio de un sistema de vanguardia que usa la atomización ultrasónica para distribuirlas uniformemente sobre la tela abarcando toda la superficie”, agrega Juan Ricardo Olivares.

La manufactura nacional busca competir con la industria china en la fabricación de un equipo de protección de protección personal de calidad, con tecnología de punta y a un precio accesible.

Actualmente, Deysa Care está disponible en www.deysacare.com y a través de plataformas como Rappi, Cornershop, Justo, Mercado Libre, Ripley, Falabella, Linio, Farmacias Ahumada y Oxxo.

Fuente: www.lavozdelnorte.cl

Hoy, en medio de una crisis sanitaria a nivel mundial, la mascarilla se ha vuelto un elemento vital a la hora de proteger a las personas de la propagación del coronavirus, más aún con sus nuevas variantes que tienen un nivel de contagio mayor que la cepa original. En esta misma línea es que la empresa chilena Deysa Care presentó la nueva Diamant NanoCoat, una mascarilla capaz de eliminar el 99% de los virus y bacterias que toman contacto con la capa exterior del producto. En conjunto con científicos de la Universidad De Santiago (Usach), la firma creó una mascarilla médica autodesinfectante, que posee una película cristalina con una combinación de nanopartículas de plata y cobre, perfectamente sintetizadas y recubiertas bajo una técnica única que garantiza una eficacia antiviral/ microbiana, cinco veces más rápida que las nanopartículas tradicionales. Además, las propiedades de las nanopartículas de Densa Care tienen una duración de tres veces más que otras nanopartículas. Actualmente, Densa Care está disponible en ww.deysacare.com y a través de plataformas como Rappi, Corneschop, Justo,  Mercado Libre, Ripley, Falabella, Lino, Farmacias Ahumada y Oxxo.

Fuente: www.lun.com

La empresa nacional Deysa Care creó una mascarilla con nanopartículas de cobre y plata, la cual tiene cuatro capas y elimina el virus en menos de dos horas.

En medio de una crisis sanitaria a nivel mundial, la mascarilla se ha vuelto un elemento vital a la hora de proteger a las personas de la propagación del coronavirus, más aún con sus nuevas variantes que tienen un nivel de contagio mayor que la cepa original.

En esta misma línea es que la empresa chilena Deysa Care presentó la nueva Diamant NanoCoat, una mascarilla capaz de eliminar el 99% de los virus y bacterias que toman contacto con la capa exterior del producto.

En conjunto con científicos de la Universidad de Santiago (Usach), la firma creó una mascarilla médica autodesinfectante, que posee una película cristalina con una combinación de nanopartículas de plata y cobre, perfectamente sintetizadas y recubiertas bajo una técnica única que garantiza una eficacia antiviral/microbiana, cinco veces más rápida que las nanopartículas tradicionales. Además, las propiedades de las nanopartículas de Deysa Care tienen una duración de tres veces más que otras nanopartículas.

El doctor en química y especialista en Nanoquímica de la Usach Manuel Azócar señala que “estas partículas fueron diseñadas para dar una protección frente a los distintos microorganismos que pueden existir en el ambiente, incluyendo el virus, e idealmente diseñadas para formar parte de algunos dispositivos, como en este caso, las mascarillas”.

Y es que, según investigaciones, el uso adecuado de la mascarilla reduce un 93% la posibilidad de contraer coronavirus, porcentaje que aumenta si se complementa con medidas como la distancia social. Incluso, un reciente estudio publicado por la revista especializada Journal of General Internal Medicine concluyó que éstas no sólo evitan la propagación del COVID-19, sino que pueden reducir los síntomas en caso de contagio.

Juan Ricardo Olivares, CEO de Deysa Care, señaló que “llevamos meses desarrollando mascarillas certificadas bajo la norma europea, la más exigente y hoy damos un paso más allá con esta tecnología. Logramos un producto con potentes propiedades antivirales y desinfectantes, que se puede usar entre 2 a 3 veces, con los efectos positivos en términos de salud, contaminación ambiental y el ahorro que ello implica. Y, muy importante, a un precio accesible que permite masificar este nuevo paso en el cuidado de nuestra salud”.

Desde Deysa Care señalan que gracias al recubrimiento con que cuentan las mascarillas, se asegura una emanación controlada de iones sin riesgo para sus usuarios. “La aplicación de las nanopartículas se realiza por medio de un sistema de vanguardia que usa la atomización ultrasónica para distribuirlas uniformemente sobre la tela abarcando toda la superficie”, agrega Juan Ricardo Olivares.

La manufactura nacional busca competir con la industria china en la fabricación de un equipo de protección de protección personal de calidad, con tecnología de punta y a un precio accesible.

Actualmente, Deysa Care está disponible en www.deysacare.com y a través de plataformas como Rappi, Cornershop, Justo, Mercado Libre, Ripley, Falabella, Linio, Farmacias Ahumada y Oxxo. 

Fuente: www.t13.cl

Empresa chilena crea mascarillas con tecnología de nanopartículas a bajo costo

En medio de una pandemia mundial la mascarilla se ha vuelto un elemento vital contra el coronavirus, más aún con sus nuevas variantes que tienen un nivel de contagio mayor que la cepa original del Covid-19. Por esto, la empresa chilena chilena Deysa Care presentó la nueva mascarilla Diamant NanoCoat, capaz de eliminar el 99% de los virus y bacterias que toman contacto con la capa exterior del producto.La compañía nacional logró diseñar y producir una mascarilla con una eficiente capacidad de filtración en conjunto con científicos de la Universidad de Santiago de Chile (Usach). Incorporan nanotecnología a gran escala en el proceso, ofreciendo mascarillas con nanopartículas a costos accesibles para empresas y servicios de salud.En detalle, esta mascarilla médica autodesinfectante, posee una película cristalina con una combinación de nanopartículas de plata y cobre, sintetizadas y recubiertas bajo una técnica que garantiza una eficacia cinco veces más rápida que las nanopartículas tradicionales.La manufactura nacional busca competir con la industria china en la fabricación de un equipo de protección de protección personal de calidad, con tecnología de punta y a un precio accesible.

Fuente: www.soychile.cl

Empresa chilena incorpora tecnología de nanopartículas a mascarillas de bajo costo

En medio de la crisis sanitaria a nivel mundial, la mascarilla se ha vuelto un elemento vital a la hora de proteger a las personas de la propagación del coronavirus, más aún con sus nuevas variantes que tienen un nivel de contagio mayor que la cepa original. En esta misma línea es que la empresa chilena Deysa Care presentó la nueva Diamant NanoCoat, una mascarilla capaz de eliminar el 99% de los virus y bacterias que toman contacto con la capa exterior del producto.

En conjunto con científicos de la Universidad de Santiago (Usach), la firma creó una mascarilla médica autodesinfectante, que posee una película cristalina con una combinación de nanopartículas de plata y cobre, perfectamente sintetizadas y recubiertas bajo una técnica única que garantiza una eficacia antiviral/microbiana, cinco veces más rápida que las nanopartículas tradicionales. Además, las propiedades de las nanopartículas de Deysa Care tienen una duración de tres veces más que otras nanopartículas.

El doctor en química y especialista en Nanoquímica de la Usach Manuel Azócar señala que “estas partículas fueron diseñadas para dar una protección frente a los distintos microorganismos que pueden existir en el ambiente, incluyendo el virus, e idealmente diseñadas para formar parte de algunos dispositivos, como en este caso, las mascarillas”.

En tanto, Juan Ricardo Olivares, CEO de Deysa Care, señaló que “llevamos meses desarrollando mascarillas certificadas bajo la norma europea, la más exigente y hoy damos un paso más allá con esta tecnología. Logramos un producto con potentes propiedades antivirales y desinfectantes, que se puede usar entre 2 a 3 veces, con los efectos positivos en términos de salud, contaminación ambiental y el ahorro que ello implica. Y, muy importante, a un precio accesible que permite masificar este nuevo paso en el cuidado de nuestra salud”.

El recubrimiento con que cuentan las mascarillas asegura una emanación controlada de iones sin riesgo para sus usuarios. La manufactura nacional busca competir con la industria china en la fabricación de un equipo de protección de protección personal de calidad, con tecnología de punta y a un precio accesible.

Fuente: www.gentescl.com

Empresa chilena incorpora tecnología de nanopartículas a mascarillas de bajo costo

Hoy, en medio de una crisis sanitaria a nivel mundial, la mascarilla se ha vuelto un elemento vital a la hora de proteger a las personas de la propagación del coronavirus, más aún con sus nuevas variantes que tienen un nivel de contagio mayor que la cepa original. En esta misma línea es que la empresa chilena Deysa Care presentó la nueva Diamant NanoCoat, una mascarilla capaz de eliminar el 99% de los virus y bacterias que toman contacto con la capa exterior del producto.

En conjunto con científicos de la Universidad de Santiago (Usach), la firma creó una mascarilla médica autodesinfectante, que posee una película cristalina con una combinación de nanopartículas de plata y cobre, perfectamente sintetizadas y recubiertas bajo una técnica única que garantiza una eficacia antiviral/microbiana, cinco veces más rápida que las nanopartículas tradicionales. Además, las propiedades de las nanopartículas de Deysa Care tienen una duración de tres veces más que otras nanopartículas.

El doctor en química y especialista en Nanoquímica de la Usach Manuel Azócar señala que “estas partículas fueron diseñadas para dar una protección frente a los distintos microorganismos que pueden existir en el ambiente, incluyendo el virus, e idealmente diseñadas para formar parte de algunos dispositivos, como en este caso, las mascarillas”.

Y es que, según investigaciones, el uso adecuado de la mascarilla reduce un 93% la posibilidad de contraer coronavirus, porcentaje que aumenta si se complementa con medidas como la distancia social. Incluso, un reciente estudio publicado por la revista especializada Journal of General Internal Medicine concluyó que éstas no sólo evitan la propagación del covid-19, sino que pueden reducir los síntomas en caso de contagio. A pesar de que en la actualidad Chile está avanzando en el proceso de vacunación de la población, los expertos han recomendado que en el futuro se sigan con las medidas de distanciamiento social, uso de mascarillas y lavado de manos para controlar la infección.

Juan Ricardo Olivares, CEO de Deysa Care, señaló que “llevamos meses desarrollando mascarillas certificadas bajo la norma europea, la más exigente y hoy damos un paso más allá con esta tecnología. Logramos un producto con potentes propiedades antivirales y desinfectantes, que se puede usar entre 2 a 3 veces, con los efectos positivos en términos de salud, contaminación ambiental y el ahorro que ello implica. Y, muy importante, a un precio accesible que permite masificar este nuevo paso en el cuidado de nuestra salud”.

Desde Deysa Care señalan que gracias al recubrimiento con que cuentan las mascarillas, se asegura una emanación controlada de iones sin riesgo para sus usuarios. “La aplicación de las nanopartículas se realiza por medio de un sistema de vanguardia que usa la atomización ultrasónica para distribuirlas uniformemente sobre la tela abarcando toda la superficie”, agrega Juan Ricardo Olivares.

La manufactura nacional busca competir con la industria china en la fabricación de un equipo de protección de protección personal de calidad, con tecnología de punta y a un precio accesible.

Actualmente, Deysa Care está disponible en www.deysacare.com y a través de plataformas como Rappi, Cornershop, Justo, Mercado Libre, Ripley, Falabella, Linio, Farmacias Ahumada y Oxxo.

Fuente: www.chillanonline.cl

En conjunto con científicos de la Usach, la compañía Deysa Care logró crear y producir una mascarilla con alta eficiencia de filtración bacteriana, con la capacidad de eliminar el 99% de virus y bacterias que toman contacto con la capa exterior. 

En su proceso productivo, la empresa está aplicando nanotecnología a gran escala, ofreciendo mascarillas con nanopartículas a costos accesibles para grandes empresas e instituciones de salud, compitiendo directamente con la industria china.

Hoy, en medio de una crisis sanitaria a nivel mundial, la mascarilla se ha vuelto un elemento vital a la hora de proteger a las personas de la propagación del coronavirus, más aún con sus nuevas variantes que tienen un nivel de contagio mayor que la cepa original. En esta misma línea es que la empresa chilena Deysa Care presentó la nueva Diamant NanoCoat, una mascarilla capaz de eliminar el 99% de los virus y bacterias que toman contacto con la capa exterior del producto.

En conjunto con científicos de la Universidad de Santiago (Usach), la firma creó una mascarilla médica autodesinfectante, que posee una película cristalina con una combinación de nanopartículas de plata y cobre, perfectamente sintetizadas y recubiertas bajo una técnica única que garantiza una eficacia antiviral/microbiana, cinco veces más rápida que las nanopartículas tradicionales. Además, las propiedades de las nanopartículas de Deysa Care tienen una duración de tres veces más que otras nanopartículas.

El doctor en química y especialista en Nanoquímica de la Usach Manuel Azócar señala que “estas partículas fueron diseñadas para dar una protección frente a los distintos microorganismos que pueden existir en el ambiente, incluyendo el virus, e idealmente diseñadas para formar parte de algunos dispositivos, como en este caso, las mascarillas”.

Y es que, según investigaciones, el uso adecuado de la mascarilla reduce un 93% la posibilidad de contraer coronavirus, porcentaje que aumenta si se complementa con medidas como la distancia social. Incluso, un reciente estudio publicado por la revista especializada Journal of General Internal Medicine concluyó que éstas no sólo evitan la propagación del covid-19, sino que pueden reducir los síntomas en caso de contagio. A pesar de que en la actualidad Chile está avanzando en el proceso de vacunación de la población, los expertos han recomendado que en el futuro se sigan con las medidas de distanciamiento social, uso de mascarillas y lavado de manos para controlar la infección.

Juan Ricardo Olivares, CEO de Deysa Care, señaló que “llevamos meses desarrollando mascarillas certificadas bajo la norma europea, la más exigente y hoy damos un paso más allá con esta tecnología. Logramos un producto con potentes propiedades antivirales y desinfectantes, que se puede usar entre 2 a 3 veces, con los efectos positivos en términos de salud, contaminación ambiental y el ahorro que ello implica. Y, muy importante, a un precio accesible que permite masificar este nuevo paso en el cuidado de nuestra salud”.

Desde Deysa Care señalan que gracias al recubrimiento con que cuentan las mascarillas, se asegura una emanación controlada de iones sin riesgo para sus usuarios. “La aplicación de las nanopartículas se realiza por medio de un sistema de vanguardia que usa la atomización ultrasónica para distribuirlas uniformemente sobre la tela abarcando toda la superficie”, agrega Juan Ricardo Olivares.

La manufactura nacional busca competir con la industria china en la fabricación de un equipo de protección de protección personal de calidad, con tecnología de punta y a un precio accesible.

Actualmente, Deysa Care está disponible en www.deysacare.com y a través de plataformas como Rappi, Cornershop, Justo, Mercado Libre, Ripley, Falabella, Linio, Farmacias Ahumada y Oxxo.

Fuente: www.datosmujer.cl

Entendiendo el rol de este elemento en el resguardo de la salud, una empresa chilena presentó una tecnología única en el mercado. Se trata de una mascarilla médica autodesinfectante, que posee una película cristalina con una combinación de Nanopartículas de plata y cobre, capaz de eliminar el 99% de los virus y bacterias que toman contacto con la capa exterior.

La mascarilla “Diamant NanoTech”, de la empresa nacional Deysa Care, fue posible gracias a la creación de sus propias nanopartículas por un equipo de científicos de Chile, EE.UU y la India, con más de 12 años de experiencia en su estudio y desarrollo.

Lograron la formulación de nanopartículas perfectamente sintetizadas y recubiertas bajo una técnica única que garantiza una eficacia antiviral / microbiana 5 veces más rápida que las Nanopartículas tradicionales, además de una duración de esas propiedades 3 veces mayor. Asimismo, gracias a su recubrimiento aseguran una emanación controlada de iones sin presentar riesgo alguno para el usuario.

Cabe destacar que la tecnología desarrollada por la compañía permite aplicar las Nanopartículas sin perjudicar la producción a gran volumen, lo cual deriva en una mascarilla accesible a todo consumidor a un costo menor en comparación con otras opciones reutilizables existentes en el mercado.

En Nuestra Pauta conversamos con José Olivares, Gerente de Operaciones de Deysa Care, quien detalló que llevan meses desarrollando estas mascarillas con propiedades antivirales y desinfectantes, que se puede usar entre 2 a 3 veces, con los efectos positivos en términos de salud, contaminación ambiental y ahorro que ello implica”.

“Esta mascarilla pasa a ser un agente de prevención activo, evitando la contaminación cruzada“, complementó.

Olivares señaló que asumieron dos desafíos, por un lado, conseguir un producto con valor agregado y que, por otro, pudiese ser de consumo masivo.

La aplicación de las nanoparticulas se realiza por medio de un sistema de vanguardia que usa la atomización ultrasónica para distribuirlas uniformemente sobre la tela abarcando toda la superficie.

“Siendo una industria 100% chilena sabíamos que la solución estaba en las nano partículas de cobre y plata, con las propiedades bactericidas que científicamente han demostrado distintos laboratorios alrededor del mundo. Pero al mismo tiempo las nano partículas representaban un problema pues encarecían el costo. Una contradicción considerando que el cobre, al ser un recurso de todos los chilenos, debería estar al alcance de todos” señaló el representante de la compañía.

La mascarilla es resultado de un trabajo en conjunto entre la empresa Deysa Care y la Universidad de Santiago, lo que para Olivares es consecuencia de cómo hemos reaccionado, como país, a la crisis sanitaria.

De acuerdo al gerente de operaciones de la empresa desarrolladora, la mascarilla  cuenta con un 99% de filtración bacteriana y, con la cuarta capa de protección de nano partículas en la cara externa, es auto desinfectante.

Por otro lado, al ser auto esterilizante (o auto desinfectante) se puede reutilizar hasta 3 veces, reduciendo la contaminación y el costo por uso.

Escucha aquí la entrevista completa con José Olivares, Gerente de Operaciones de Deysa Care.

Fuente: www.radioudec.cl
0
    0
    Carrito
    Tu carrito está vacíoIr a Tienda
    Abrir chat